• Inicio

Álvaro Aguilar Reconquista (2004)

Prensa Libre
29-junio-2004 
Pag. 47

Tren de luz conmemorá 25 años transcurridos desde la fundación de Alux Nahual con tres conciertos en Costa Rica.

El “espíritu del duende” que nació en junio de 1979, fue transferido a los músicos de esta banda liderada por Álvaro Aguilar.

En estas presentaciones convido temas legendarios como Mujer, Toca viejo, La Fabula del grillo y el mar, Hombres de maíz y otros, a músicos amigos del país vecino a donde hace años llegaron buscando lo mejor de la música local y se toparon con María Pretil, cuenta Álvaro.

Por lo que junto a los músicos ticos: el baterista Bernardo Quesada y el guitarrista Pato Barrasa actuaron dejando a un lado la costumbre que haya un grupo telonero nacional y el artista de impacto que suele ser el internacional. Aguilar dejo bien claro que Alux sigue vivo dentro de él, pero ahora tiene otra propuesta para seguir dándole vida a su interés natural por la música.

Álvaro, quien fuera calificado por los costarricenses como “incansable graba discos”, tienen dos materiales como solista y el tercero, Atrapa sueños, (tomado de una leyenda Lakota), se iniciara a grabar en septiembre para salir al mercado a fin de año.

Una muestra de esta obra, cuyo diseño de portada esta a cargo del artista hawaiano, es el tema No pidas perdón, que fue presentado como una sorpresa en el país visitado.

Trovajazz está de Aniversario (2004)

Prensa Libre 
21-junio-2004 
Pag. 75

Para celebrar el Segundo aniversario de la casa cultural Trovajazz, se llevara a cabo esta semana una serie de actividades que van desde la música hasta la lectura de poesía.

Trovajazz abrió sus puertas el 31 de mayo de 2002 y esta noche, a partir de las 20:30 horas ofrecerá un recital compuesto por música latinoamericana interpretada por los hermanos Valtrez.

Mañana, algunos poetas guatemaltecos tendrán el espacio disponible desde las 18:30 horas. Fuera de escena, el grupo de Fernando López, Carlos Duarte y Rolando Gudiel, será el encargado de amenizar la velada el miércoles. El jueves a las 21 horas, como es usual, la trova y el nuevo canto estarán dispuestos a complacer a los amantes de este genero. En esta ocasión Rony Hernandez, Cocky Valdez, Sergei Walter, Erick Paniagua y Rony Manuel contaran con la participación de los músicos invitados: Carlos Munguia en la batería, Rolando Gudien en el bajo y Carlos Daurte en los teclados. El sábado Trovajazz tirara la casa por la ventana al presentar a Luis Enrique Mejia Godoy. La admisión para este concierto que iniciara a las 21 horas es de Q.100

Malacates por España (2004)

Prensa Libre
14/jun/2004
Pag. 77

Francisco Páez, Yuri Osoy, Jacobo Nitsh, Jorge Mario Reyes y Leonel Hernández son los integrantes actuales de Malacates Trébol Shop, quienes contribuirán en la celebración del “Forum Universal de las Culturas Barcelona 2004”, en Guatemala, organizado por el Centro de Cultura Hispánica, ofreciendo un concierto en el que cantarán con la participación de los músicos invitados Alejandro Moreno en el trombón, Alejandro Palma en el bajo y Rudy Betancourt en los teclados el miércoles 16, en el parqueo del distrito cultural 4 Grados Norte a las 20 horas. La entrada es gratuita con invitación, así que si usted desea ser parte de este show comuníquese al 385-9066 y 67 para mas información. El forum desarrolla en Barcelona, España desde el 9 de mayo para darle continuidad en el país Cultura hispánica también llevar a a cabo actividades como presentación de videos promociónales.

Para la Historia del Rock (2004)

Prensa Libre 11/Junio/2004
Presto Non Troppo
Por Paulo Alvarado

En el transcurso de los últimos cinco años, son innumerables los jóvenes rockeros guatemaltecos que han preguntado con frecuencia: ¿Por qué se desintegro Alux Nahual? ¿Cuándo se vuelven a reunir? ¿Por qué no se juntan para dar unos cuantos conciertos, al menos?

Se trata de quienes conocieron al grupo en sus ultimas etapas, previo a su disolución en 1999. Pero también se trata de otros –ya no tan jóvenes- que recuerdan la época en que asistían a los contados recitales que se verificaron durante los años ochentas, anteriores al cúmulo de nuevos conjuntos que súbitamente surgieron a finales de esa década. Hablamos de casi un decenio, entre la fundación de Alux y la otra transnacional que se llamo “Rock en tu idioma”, que penetro en Guatemala alrededor de 1988 y, evidentemente, largo rato antes de propuestas como “Libertad de Expresión Ya”, la “Garra Chapina”, o la reciente “Guerra de las bandas”.

De repente por aquel tiempo, para todo mundo cobro interés la música que hacen los “patojos” en nuestro país: medios de comunicación, empresas fabricantes de bebidas, asociaciones en busca de fondos, iglesias cristianas... y a pesar de que a tantos les había sido indiferente el rock nacional (o incluso hablaban pestes de él), cuando se percataron de su capacidad de convocatoria masiva, pudieron mas la avidez y las ambiciones comerciales, que el desdén y los prejuicios. Sin embargo, es de notar que a esas alturas Alux Nahual ya llevaba cinco discos de larga duración (a más de una presencia substantiva en el imaginario de la juventud guatemalteca y centroamericana).

Lo que para muchos constituía novedad, ya se había perfilado desde... ¡los años sesenta! ¿Cuántos se acuerdan ahora, tan siquiera de “La Manzana” o de “La Montaña Purpura”? ¿Quiénes podrían evocar a grupos como “Apple Pie”, “S.O.S.” o “Cuerpo y Alma”? ¿Qué significado guarda el concierto de la Plaza Berlín, o la “Lámpara de Acuario”, o la Radio “Juventud”, o los toques en los institutos del centro de la ciudad a mediados de los setentas? ¿Qué decir de las redadas de la policía en los eventos de rock, los señalamientos, las amenazas, las desapariciones forzadas?

Claro, pocos les apostaban al rock mientras se le estigmatizara de perturbador, contrario a las buenas costumbres, trasgresor, subversivo, diabólico. Pero, Bueh... lo mismo dijeron en su momento de Stravinsky, de Paganini, de Beethoven, de Palestrina... Nada más fue captar sus posibilidades como mecanismo para congregar a la juventud (y el innegable mercado que esto garantiza), para que los inversionistas y los moralistas le retiraran las etiquetas negativas y le concedieran la ciudadanía dentro de su sociedad “proper”.

A partir de esta entrega, entonces, un poco para la historia del rock chapin: Alux Nahual se presento por primera vez con ese nombre, el 16 de junio de 1979, en el “Café-Teatro” de la Avenida Reforma (Vale decir, este miércoles se cumplen veinticinco años de su estreno oficial como agrupación). Un año más tarde se repitió la serie de ocho presentaciones en el mismo local. En noviembre de 1980, en el auditorio del IGA, dio sus dos primeros recitales en una sala de conciertos.

Ser un Duende nunca fue fácil

Alux Nahual probó que podía haber un grupo que pegara, que gustara, que ganara y otros grupos lo han vuelto a comprobar y eso ya es cambiar la visión de la gente sobre las cosas”, explicó Álvaro Aguilar a Viva en entrevista telefónica desde Guatemala. Vendrá a cantar de Alux y de él.
cedida por Álvaro Aguilar/LA NACIÓN

Álvaro Aguilar, voz de Alux Nahual, celebrará aquí los 25 años del Espíritu del Duende. Viaje en Tren de Luz al pasado


Ana María Parra A.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Si Alux Nahual no se hubiera hecho humo a los 15 años hoy estaría celebrando más que su mayoría de edad. La banda guatemalteca más importante de la vida rockera centroamericana ya no existe en carne y hueso para cantarse a sí misma, pero uno de sus fundadores, parte generosa de su cerebro y voz principal, Álvaro Aguilar sí cantará para El espíritu del duende, lo que significa Alux Nahual en lengua maya-quiché.

Álvaro, hombre que no se cansa de hacer discos, llegará a Costa Rica el miércoles 16 para ofrecer tres conciertos con su banda Tren de Luz.

Un 75 por ciento del recital serán temas de Alux, y el 25 restante tendrá canciones extraídas de los discos como solista de Aguilar: Tren de Luz y Entrevista con el viento.

Hombres de maíz, La fábula del grillo y el mar, Mujer, Dime que has olvidado, Fiesta Privada y Toca viejo son algunos de los temas que Álvaro Aguilar hará en sus conciertos para celebrar a Alux Nahual. No es raro, son temas compuestos por él.

Costa Rica, y buena parte de Centroamérica tiene en su imaginario mucho del Espíritu del Duende. Alto al fuego, tema que pedía a gritos de rock que acabara la guerra en el istmo, fue coreada por miles de estudiantes universitarios como consigna de paz en diversas manifestaciones.

La banda guatemalteca revolucionó el sonido de la región en los 80 porque agregó a su fórmula cellos, violines, flauta dulce, y armónica. Alux quebró el mito de que el rock regional no servía, no era popular ni comestible.

En 15 años de vida la banda publicó diez discos, apareció hasta en Univisión, hizo giras exitosas y sus canciones fueron acogidos como emblemas de paz.

Cuando Alux se subía al escenario la gente los miraba con respeto y los cantaba con fervor.

Desde Guatemala Álvaro Aguilar habló con Viva sobre el que fue El Espíritu del Duende. Ser parte de él, y no parte de él, nunca fue tan fácil.

–En esta visita Tren de luz haría de Alux Nahual.

–Sí, de hecho en mi repertorio de solista yo no saqué mi música de ahí. Yo la compuse y no veo porque la tengo que matar nada más porque ya no lo toco con mis otros compañeros (se ríe).

–¿Guatemala no va a celebrar los 25 años de Alux?

–No, aquí (en Guatemala) fuimos una cosa muy importante para le gente, en su corazón y en su psiquis y entonces han sido reacios a soltar a Alux Nahual. Me ha costado un poco que la gente vea que estoy haciendo nueva música y que tengo otra banda.

–En cambio si lo va a hacer en Costa Rica.

–Es que aprovechamos el concierto. En vez de que haya un artista de soporte quisimos integrar a músicos que han sido amigos. Por ejemplo, Bernardo Quesada, María Pretiz, Ricardo Ramírez, Pato Barraza, ellos se van a ir metiendo al grupo para tocar.

–¿Por qué tocar con ellos?

–Es como darnos un abrazo que implica todo: haber estado en el mismo camino, enfrentar mas o menos los mismos obstáculos, somos gemelos en nuestra realidad centroamericana.

–Siempre ha existido una conexión con músicos ticos.

–Así es, Bernal Villegas (ex50 al Norte y actual Suite Doble) vino a hacer su disco Religiones en el tiempo en que estábamos nosotros en el estudio y en lo que se ha podido tanto Lenín como yo hemos presumido aquí con Éditus (se ríe).

“Es cierto, hay una gran conexión y eso es valiosísimo porque la cultura nos une, no nos disocia como lo hacen las fronteras.”

–Veo que sigue manteniendo firme el concepto de la unión centroamericana que tanto promovió Alux Nahual.

–Pues sí, creo que si fuéramos una sola nación más grande nos podríamos enfrentar más fácilmente al mundo y a la vida.

–¿Si Alux no hubiera desaparecido que habría sido del grupo ya con 25 años encima?

–No lo sé. Llegó un momento en las relaciones de grupo en las que se hizo difícil caminar, cada quien había crecido mucho en sus talentos, en sus opiniones y costaba un mundo tomar decisiones. Si hubiéramos seguido el camino hubiera sido muy difícil, no creo que hubiera sido muy sano.

–¿Cómo ve a Alux ahora?

–Creo que fue un fenómeno clave dentro de la música popular, por lo menos en Guatemala. Cuando nació el grupo ni nosotros mismos sabíamos que habían otros grupos haciendo rock en castellano así que fuimos una corriente auténtica de rock original. Yo no sabía que existía Miguel Ríos, que por ahí venía Charly García. Otros artistas por su lado, no tenían espacio ni el gusto popular ni en los medios de comunicación entonces de repente surge un grupo que logra convocar masivamente a la gente y todo el mundo se sorprendía con lo que pasaba con Alux.

“Había una tendencia a pensar que lo guatemalteco no iba a funcionar y nosotros rompimos los esquemas de que el artista nacional no tenía lugar, que era solo un complemento y que nunca iba a vivir de eso y nosotros vivimos de Alux 15 años.

–¿Todavía se puede ver la huella que Alux Nahual en el rock centroamericano?

–Pues sí, pero nosotros no íbamos con una bandera de héroes, solo estábamos haciendo nuestro trabajo y lo hacíamos lo mejor que podíamos.

–Quizás no iban con la bandera de héroes pero eran superhéroes con temas como Alto al fuego.

–¡Los chicos superpoderosos! (se ríe). La verdad es que si hubo momentos en que uno se sentía en las nubes. Pocas veces he visto una aceptación casi instantánea de una canción como sucedió con Alto al fuego. Y cuando se hizo la firma de la paz acá teníamos 35 mil personas frente al Palacio Nacional y la mayoría eran guerrilleros o exguerrilleros y cantaban. Fue un día glorioso, un día que todavía recuerdo cuando amanezco.

–¿Cuales temas de Alux todavía son actuales?

Como un duende que habla sobre los niños de la calle; Hombres de maíz que habla sobre el choque entre la vida en el campo y la ciudad; Aquí está tu tierra acerca de la migración ilegal y del estar preso en los Estados Unidos; La Fábula del grillo y el mar porque todavía hay gente que quiere ser escuchada porque está haciendo algo nuevo, diferente.

–Y de Se cantan retratos (último disco de la banda)

–Sí, La historia de Joao, Quiero hablar con Dios… son muchos.

–Si volviera a nacer sería parte de Alux Nahual?

Sí, porque fue una época muy enriquecedora. Yo nací músico, lo traigo en la sangre.

Tinta de Duende

De amor, de espera; de paz, de guerra o de ser latino en tierra ajena. De eso y más cantó Alux Nahual durante 15 años.

Alto al fuego.

Y se retiraron los ejércitos extranjeros, pero se quedaron los contras y los guerrilleros, cada quien quería izar una nueva bandera y cambiar los sueños de libertad por las chequeras.

Aquí está tu tierra.

(...)pues donde vives las mujeres son bellas, todas parecen modelos, pero cuando buscas su alma te das cuenta que la perdieron frente a los espejos; pero aquí tenemos grande el corazón, y nos brillan más los ojos que una estrella, y aunque no llegó la industrialización tenemos llenas de flores las praderas.

Duende.

(...)es niño de piel gris sin nadie sin hogar, durmiendo en las aceras despertando sin soñar. Y tiene siglos ya y todo sigue igual como es un niño pobre su tristeza es muy normal.

Hombres de maíz.

(...)dichosos hombres de maíz que viven en las montañas y tienen flores en abril y rocío en las mañanas.

No me importa el cansancio ni los caminos largos si cuando llega la noche tengo flores en las manos.

La fábula del grillo y el mar.

Buenas noches señoras y señores, yo soy el hombre que vino a cantar, a veces mi voz se pierde en la noche, a veces la gente viene a escuchar.

Voy a pedirles en este momento que me presten por un rato su atención, para que no sean palabras al viento lo que diga con esta canción.

Libre sentimiento.

Las canciones en la radio, pintan el amor como un ave prisionera, porque alguien necesita su canto, si así fuera te diría te amo porque te necesito, pero yo te necesito porque te amo.

Los conciertos

Lista de recitales que dará Álvaro Aguilar con Tren de Luz.

Jueves 17 de junio. Auditorio Nacional, 8 p. m. Entradas: 5.000.

Viernes 18 de junio. Meridiano al Este, 8 p. m. Entrada 8.000.

Sábado 19 de junio.Jaulares (Alajuela), 8 p.m. Será una fiesta de jam con músicos ticos para despedir a Álvaro Aguilar. Entrada 5.000.