• Inicio

La Tona - Concierto Acústico El mito de Jade (2001)

Este disco surgió bajo la intención de realizar un tributo a una de nuestras fuentes literarias preferidas: Nezahualcoyotl. Es cierto, eso si, que luego han sido agregadas otras dos, Ghalil Gibran y Antoine Saint Exupery. Sin embargo, la lírica del primero resalta en la importancia que el mismo otorga a la trascendencia de su obra. El autor reconoce que detrás de la vida únicamente existe la nada un postulado arriesgado en su tiempo, y encontrado de plano, en oposición a los preceptos ortodoxos de la religión mexica. El sabe que luego de su muerte su único legado serían sus cantos y sus poesías, a las cuales el llama sus flores.

Este trabajo es una respuesta a su pregunta de "¿se hablará de eso un día cuando yo me haya ido, del modelo de cantos que dejo en la tierra?" Y si, si ha retoñado ese trasplante de flores del cual hablo hace mas de 500 años, y seguramente lo ceguera haciendo en otras formas, tiempos y regiones.

Las coincidencias de los autores tampoco es fortuita. Gibran tiempo atrás, nos abrió los ojos a una realidad surgida de la supuesta locura, pero cimentada en la mas profunda sabiduría oriental. Y ya vemos juntos a Neza y Saint Expery debatiendo la posibilidad de vida en la pluralidad de los mundos extraterrenos propuesta por Flammarion, quien a su vez se inspiro en los sueños de Voltaire y De Fontanes. Todo lo anterior enmarcado aquí por un orden plasmado ya antes en el viejo libro del Chilam Balam.

También ha surgido este disco como producto de nuestro interés por dejar al menos un álbum en tres dimensiones, es decir, en vivo. Todo ya pesar que no gustamos de seguir los lineamientos que implanta el marketing, el cual en una ocasión nos llevo a estar cerca de una producción similar pero de formato eléctrico. Para fortuna nuestra, aquel, fue nuestro peor concierto y sumado a una milagrosa falla del conservatorio. Un compacto con hartas muestras de ineficiencia académica faltas técnicas y de orden, acá no hubo ensayos previos con los músicos, invitados, ni preparación preliminar requerida. Es decir, salió como debía salir.

Por otro lado, los temas presentados nos remiten a ese tiempo donde descubríamos el entorno, donde el mañana no importaba. De cuando nos sentábamos a charlar por horas bajo el cielo ROJO de noviembre, de cuando teorizábamos sobre las estrellas y sistemas solares y brindábamos a cada sentimiento la importancia necesaria. De cuando planeábamos dominar a mundo.

Pues de eso se tratan las canciones, para que cada cual se haga su película y no olvide esos tiempos!

La Tona
21 Nov 2001

Daedro - La Trampa del Mono (2001)

El Periódico
Guatemala, sábado 17 de noviembre de 2001
Cultura, pag. 14.

NUEVO DISCO DE DAEDRO
(O DE POR QUÉ LOS KAMIKAZES USAN CASCO).

Daedro saca al mercado un nuevo disco, con el título enigmático de "La Trampa del Mono". Segunda entrega de esta agrupación (después de "Pasajero", que gozó una suerte aceptable en algunas radios de la web).

Daedro es un proyecto musical lidereado por Estuardo Guzmán, quien ha optado por autopiratearse antes de seguir el juego ambiguo de la compraventa. Por lo mismo, hoy estará regalando discos a todo interesado.

Daedro vuelve a sorprender trayéndonos una producción discográfica recién extraída de un mundo que, sea cual sea, no parece ser este. Una descarga de rock electrónico y psicodélico que surge de la pura alienación. Un acto kamikaze provocado por la radical exitofobia de unos músicos que se saben excluidos de ese paraíso artificial creado por las grandes corporaciones para disfrute exclusivo de sus borregos. Una edición autopirata, autodestructiva y autoderrotista; un arrebato subversivo que desafía la leyes de un mercado que se yergue contra los que se niegan a acatar sus condiciones.

Hace dos años Daedro irrumpió en la monótona y predecible escena musical guatemalteca con el disco Pasajero. Nadie aquí esperaba un disco así y, de hecho, Pasajero funcionó mejor mas allás de nuestras fronteras; mientras las radios comerciales y las tiendas de discos de la capital -interesados únicamente en el pop transnacional y el rock adolescente- levantaban sus amuralladas fortalezas y cerraban el paso a cualquier propuesta comprometida más con la experimentación que con los sonidos complacientes; las piezas de Daedro ocupaban primeros lugares en la música independiente en Internet y eran transmitidas por al menos doce estaciones de radio FM y web en EEUU, Argentina, España y México.

Esta doble experiencia fue el detonante que llevó a los miembros de Daedro a tomar una postura más drástica hacia la música, y también hacia una realidad mediática que -ahora lo saben- les es adversa. Ello explica, en buena medida, su decisión de volcarse de cabeza en un gesto tan inútil como contradictorio.

Se trata del suicidio comercial anticipado de quienes, por otra parte, jamás aspiraron a la fama, acaso porque tampoco consideraron que el estrellato fuera posible. Como aquellos aviadores de guerra que, a falta de mejores posibilidades, optaban por dirigir su nave y estrellarla contra el enemigo, Daedro lanza hoy su nueva producción, titulada La Trampa del Mono. Y si las copias del disco no están a la venta es porque -léalo bien- se regalan.

LA TRAMPA DEL MONO

Para atrapar a los monos, en Tailandia utilizan una caja con una abertura y colocan al fondo un objeto que les llame la atención. La abertura es un poco menor que el objeto, de manera que una vez que el mono ha introducido el brazo y sujetado el objeto, no puede retirarse a menos que lo suelte. Si tan solo abandonara aquello a lo que se aferra, el mono podría escapar, pero algo más fuerte incluso que su instinto de supervivencia lo hace quedarse donde está.

Los humanos no somos muy diferentes, explica Estuardo Guzmán, fuerza creativa detrás de Daedro. Las cosas son como son porque no queremos -o no podemos- cambiarlas. Vivimos atrapados en nuestras propias contradicciones y somos nosotros quienes permitimos que el poder que está detrás del sistema nos controle.

Ni una palabras más acerca del disco; la música es para oírla, no para explicarla, subraya Guzmán. Lo único que se pretende es lanzar una sonda al espacio exterior, para ver si hay algún indicio de vida por ahi.

¿Pero acaso regalar un disco no supone tirar por la borda todo el esfuerzo creativo que implicá su realización? Eso no importa: considérese ésto como un gesto estéril más de los que pretenden resistirse al sistema. ¿Absurdo? Sí. Tan absurdo como el casco de los kamikazes.

(Los interesados pueden obtener, a partir de hoy, su propia copia autopirata de La Trampa del Mono, en El Gavroche, Casa Comal, Oxígeno, Las Cien Puertas y Esperanto. El arte -nunca mejor dicho- no tiene precio).

Viento en Contra - Juntos por el Puma (2001)

VIENTO EN CONTRA
Juntos por el Puma

25/Sept/2001
www.rockchapin.org

La agrupación nacional Viento en Contra, cumplió con su promesa de volver a los escenarios. El sábado 22 ofrecieron un concierto en el Domo de la zona 13, que no sólo representaba la intención de la banda de no dejar a su público, sino también constituyó todo un homenaje a Edgar Pereira Bustamante "El Puma" (Q.E.P.D.) quien fuera guitarrista de la banda y que falleció el pasado 20 de junio. Al centro, sobre el escenario, estaba colgada su guitarra... y el video de introducción era una muestra del cariño que le profesaban sus amigos, sus compañeros de banda, sus fans y la gente que tuvo la oportunidad de compartir con él.

Planeta Panamericana se encargó de iniciar el concierto. Tocaron varias de sus canciones, entre ellas "Mentirosa" y "No te Atrevas a Amar", que ya suena en la radio. "Enciéndeme" era la canción de Planeta Panamericana que más le gustaba al Puma, según contó Raúl, vocalista de esta banda, así que la cantaron con dedicatoria especial a él.

Viento en Contra inició con el ánimo muy en alto, "Malherido" fue el primer tema que puso a todo el público bailar y cantar. Le siguió "Princesa de Seda" , "Puertas del Cielo" y un largo repertorio con algunos temas de su anterior disco, y los de "13", título con que se identifica su nueva producción y que presentaron al público. Saúl Chicas se lució con una pintura aerográfica que representaba a un puma volando entre dos guitarras, y que constituyó su granito de arena en este homenaje.

Entre sus nuevas propuestas musicales, Viento en Contra presenta varios ritmos diferentes, prueba de ello es que las botas y los sombreros se hicieron presentes para bailar el tex-mex, con su tema Sin ti.

Durante todo el concierto se respiró emotividad y no faltaron las lágrimas, más aun durante los momentos que fueron más especiales, como cuando cantaron: "Te Extraño", y "20 Candelas", que fue la última canción que Viento en Contra hizo, antes del fallecimiento de El Puma, tema con el cual ganaron en el Pepsi Chart.

En uno de los intermedios, se proyectó un video con recuerdos de la banda, desde sus inicios, y comentarios sobre El Puma... "El hijo, el hermano, el soñador, el ejemplo, el artista, el perfeccionista, el optimista, el triunfador... por todo eso y más, Puma, vivirás por siempre", argumento que Pancho, vocalista de Viento en Contra confirmó, y agregó su agradecimiento, y su sentir de que Edgar Pereira, quién los había ayudado a llegar hasta el lugar que han alcanzado, estaría siempre con ellos como su ángel guardián.

Para concluir, volvieron a tocar "Malherido", con lo que lograron que el público se retirara con el ánimo en alto y un buen recuerdo de este excelente show.

Ricardo Andrade - Himno de Guatemala (2001)

Así cantó Ricardo Andrade el Himno de Guatemala, cuando Jaime Viñals el primer guatemalteco en escalar hasta la cima del Monte Everest, regresaba a Guatemala.

Bohemia concierto SUB (polideportivo) (2001)

Prensa libre Martes 14 de agosto 2001

Concierto : el retorno de la agrupación fue exitosa y acaparo la atención de la antigua y nueva generación del rock nacional

Bohemia Suburbana cumplió lo prometido un buen concierto.

La tarde del sábado pasado los rockeros de este país sacaron del closet las playeras negras y los pantalones rotos, y de la memoria , aquellas canciones que , hace mas o menos cinco años, los hicieron vibrar (para que) para darle, nuevamente , la bienvenida a: Bohemia suburbana.

Los bohemios , tras lanzar su nueva propuesta musical titulada Sub, no se hizo de rogar y organizo su retorno a escena. Claro, tal evento tenia que llenar los requisitos que hacen de una agrupación la mejor: sonido, publicidad, arreglos originales, música nueva y un juego de luces electrizante.. Todo estos , con excepción del sonido (el domo no lo permitió) se cumplieron a cabalidad, y los amantes de este ritmo obtuvieron lo que realmente esperaban.

El momento

Por supuesto todos querían, ansiaban gritaban y esperaban ver y oír a Giovanni, Rudy, Piolly, Duque y Álvaro. El recibimiento no pudo ser mejor. La explosión y el rugido de la garra fueron los premios que los suburbanos recibieron por su regreso.

Lo mejor

Sin duda la atmósfera y arreglos que le imprimieron a temas como "cielo", "aire", "hace falta valor"y otros. La sonoridad y textura cambio la estructura y la velocidad de estos y los rockeros los recibieron muy bien.

Lo regular

Aunque el objetivo del concierto era dar a conocer el nuevo material , solamente las canciones "el grito" y "escualo" fueron ovacionadas, las demás aun no se conocen.

Lo peor

El sonido (este fue importado de el salvador), y que aunque bueno, no se escucho como se esperaba debido a la particular construcción del domo.

¿Se politizo?

Si. A pesar que el rock se caracteriza por expresar sentimientos ajenos a la política, tanto corrupción fue centro como Bohemia Suburbana manifestaron su descontento por la situación que actualmente atraviesa el país. Se les ofreció palabras de bienvenida a todos , incluso a las prostitutas, pero no a los corruptos políticos.

El final

Como de película "peces e iguanas" fue la antesala del cierre, y la "balada del zope" finalizo con broche de oro este concierto, a mi juicio, el mas esperado del año.

La critica

El evento fue muy bueno, reunió aproximadamente a 7 mil fanáticos. Sin embargo , ciertos detalles no permitieron que fuera brillante. Por ejemplo, la proyección escénica de Giovanni convence, pero la de los otros integrantes no.

Por Viviana Ruiz