• Inicio
  • Viernes Verde - Chapines de sangre (2001)

Viernes Verde - Chapines de sangre (2001)

Aula 2.0
Guatemala sietedeagostodedosmiluno


A2.- En estos dos últimos años, me ha dado la impresión de que Viernes Verde ha vivido una especie de segundo aire.

Omar.- Todos en su momento pasamos por una crisis respecto al grupo. La vida nos quería garrar o estabas muy enamorado de la novia o estabas muy picado en la U, o tu familia les tenia mucha presión y perdió un cacho la gracia del grupo.

Guille.- No, hasta que llego el punto cuando fue mas critica la onda se empezó a hablar dentro del grupo y donde salieron a flote las decisiones radicales de decir "bueno mucha, vamos a entrarle si o no".

Omar.- Primero que Mario (Villanueva) que se quería salir. Se salió pero tuvimos muchos conciertos, tenia que cumplir los compromisos se pico y se quedo. De ahí Estuardo (Castro) empezó a fallar. Mi percepción es que se metió mucho en el rollo electrónico y su filosofía de vida cambio completamente para algo que nosotros ya no compartíamos. Entonces Espaderos nos empezó a echar la pala. Luego llego el momento de tomar decisiones bien drásticas por que Mario y Jorge (Baldetti) ya no cumplían con las expectativas que teníamos. Nos acercamos entonces a los dos personas inmediatas que conocíamos con vibra que ya habían trabajado con nosotros, que son Pepito y Toki, y afortunadamente todo camino muy cool.

A2.- Esa inyección de nueva sangre, ¿En qué ha modificado al sonido de Viernes?

Espaderos.- Oigo mucho mas sonido el sonido de Viernes ahora. Es el hecho de trabajar con gente que si quiere hacer las cosas en vez de con gente que no le tiene cariño a lo que esta haciendo.

A2.- ¿Qué canciones de Cenizas bajo tus pies regrabaron para este disco?

Omar.- Metimos "Daddy", "Estadio", "Traición", "la 6", "El simio" y "Sed".

A2.- ¿Por qué decidieron retomarlas?

Omar.- El asunto fue que vimos que había una demanda por Cenizas bajo sus pies pero por que fue un disco viejísimo pensamos que ya no seria una tarjeta de presentación para poder salir al exterior. Pero las diez rolas ya no significan lo mismo, o sea, siempre tienen un valor pero había que hacer algo nuevo también y regrabar Cenizas entero. Escogimos las que hemos conservado en el repertorio de los conciertos y eran las rolas que se merecían volver a grabar otra vez por el potencial que tienen y la gente no las conoce. De hecho no hay un CD que las contenga.

A2.- ¿Qué preocupaciones, Omar, manejas en tus letras actualmente?

Omar.- Te voy a hablar de las siete canciones nuevas. El año pasado tuve que lidiar muchísimo con la soledad, con definir otras realidades con ver que iba a ser de mi vida. Me metí un poco también a explorar mi lado sentimental, mi lado nostálgico, explorar que me duele, y tratar de explicarlo, y analizar que me estaba pasando. A raíz de eso me calme y pude escribir de un lugar que no venia de sufrimiento sino de un lugar que venia de calma.

A2.- ¿Se mantiene la rabia, la energía, de otros discos?

Omar.- Te voy a dar un ejemplo. Hay una canción, Réquiem en E. donde estamos directamente canalizando el mensaje a la gente que no apoya, o que ignora o respeta el movimiento rock de Guate. Es bien gráfico y mantiene la insolencia que traíamos de chavitos. Desde que empezó nuestro trabajo hasta el final, vamos a tener que decir "óigannos pues, pónganos atención", porque vamos a seguir luchando.

A2.- A propósito del titulo del disco, Carlos Santana hablaba del poder curativo de la música. ¿Ustedes piensan lo mismo?

Guille.- Desde el principio de Viernes nuestro principal objetivo fue el desahogo, llegar a encontrar el punto donde te sintieras curado donde sintieras que la música que estabas creando te sirviera par remedio de cualquier tipo de sentimiento. Le pusimos Remedios para el alma por que esa es la carrera de Viernes. Queremos trasmitir ese alivio, ese recetario para que la gente pueda tenerlo en sus manos, pueda tenerlo en sus oídos y se pueda sentir bien.

A2.- En las nuevas canciones, ¿Han corrido riesgos?

Omar.- En cuanto a la producción y la grabación en el estudio, si, de hecho invitamos a bastantes músico. Tiene bastante rock clásico, guitarras, bajos, batería. Si mucho vas a oír un piano unas con guitas, unos tambores. Lo que me gusto fue tratar de buscar intensidad y feeling en las rolas sin necesidad de hacer la bulla, sino musicalmente.

A2.- ¿Qué los llevo a la conclusión de que ya podían vivir de la música?

Omar.- La lección proviene de los Últimos Adictos. me percate de como aquellos empezaron a invadir el mercado, a base de conciertos, a base de tocar al principio por nada estrictamente promocional. Aprendí mucho de esto y descubrí que se podía. Pero los Adictos tenían la ventaja del tipo de música. Dije yo, "¿Será posible que podría pasar lo mismo con Viernes?" Hicimos una girita de tres días en Chichicastenango, Quiché, Pana y ahí empezó el boom.


REMEDIOS PARA EL ALMA

Producido por Viernes Verde y Leo Carro
Grabación: Ranferí Aguilar y Leo Carro
Grabado en Estudios Kiria, de mayo a junio de 2001. Editado el 22 de junio de 2001.
Músicos invitados:
Mario Villanueva: solo en la "..6.."
Jorge Baldetti: solo en "Pantera Onca"
Leo Carro: Teclados en "Como me arrastro" y guitarra acústica en "Traición"
Rolando López: Guitarras en "Traición"
Ranferí Aguilar: Guitarra acústica en "Don Pedro Pan"