• Inicio
  • Remedios Introspectivos el concierto (2001)

Remedios Introspectivos el concierto (2001)

REMEDIOS INTROSPECTIVOS 
El Concierto

Benjamin Pardo.
Rock Chapin
30/6/2001

Casi 2000 personas se dieron cita el 30 de junio para presenciar el concierto en el que Viernes Verde y Los Últimos Adictos presentaron sus últimas producciones discográficas "Remedios para el Alma" e "Introspectiva" respectivamente.

Las instalaciones remodeladas del Gimnasio Nacional Teodoro Palacios Flores sirvieron como escenario para este esperado evento, que contó con una enorme producción y preparación por parte de los grupos organizadores, quienes no dejaron pasar por alto ningún detalle, y lograron de esta manera realizar un increíble espectáculo que llenó las expectativas de sus seguidores.

A diferencia de otras ocasiones, cuando se dio inicio, a las 5:30 p.m., la mayoría de la gente ya se encontraba adentro, listos para el show.

El encargado de abrir el concierto fue "Sobrevivencia" de Sololá, ganadores del primer lugar en el Festival Pop Latino el año pasado. Fueron muy bien recibidos cuando interpretaron varios de sus temas en mam, razón por la cual el público sólo pudo acompañarlos cuando cantaron "El Grito" (son).

La segunda banda invitada fue "Planeta Panamericana", cuyos integrantes pertenecieron anteriormente a otras agrupaciones como Influenza, Santa Fe y La Buga, y hace algunas semanas presentaron su primer disco juntos. "Mentirosa" y "No te atrevas a amar" no faltaron dentro de su repertorio.

Mientras se preparaba el escenario para continuar, Lázaro Baldespinos, organizador del "Proyecto Cultural Ariel" aprovechó para hablar un poco sobre este festival que se llevará a cabo del 2 al 9 de julio en La Habana, Cuba, y en el cual Viernes Verde y Los Adictos participarán como invitados. Luis Morán también leyó un poema hecho con los títulos de las canciones de estas bandas.

Ya habían pasado unos 20 minutos cuando Ricardo Andrade y Los Últimos Adictos se apoderaron del escenario y fueron recibidos con gritos y aplausos de sus fans. "Universo Espiritual" sirvió como introducción para luego continuar con un amplio repertorio en el que dieron a conocer los temas que componen su disco, entre ellos "Cuerpo azul", "Introspectiva", "Arcoiris", "Dando Vueltas" y "Una charla con Dios". Sin embargo, como dijo Ricardo Andrade, habían canciones que no podían faltar en este concierto, así que el público tuvo la oportunidad de bailar y cantar "Por qué la extraño tanto", "Eres tú", "El Cadejo" y "Romper el Silencio", éxitos del desaparecido grupo nacional "Stress" al cual anteriormente perteneciera el vocalista.

En varias ocasiones la cantante guatemalteca Martita Roca acompañó con su privilegiada voz a Los Adictos, quienes se despidieron después de más de una hora de música; y el público, satisfecho, se sentó a esperar la continuación del concierto.

Mientras Viernes Verde se preparaba, en las pantallas gigantes se proyectó un video con entrevistas y fragmentos de presentaciones anteriores, entre ellas "Libertad de Expresión" el concierto realizado en 1994, y también algunos momentos durante la grabación de su disco "Remedios para el Alma". Para terminar, las cámaras siguieron a los integrantes de Viernes Verde en sus últimos preparativos hasta el momento en que subieron al escenario.

El show que presentaron fue muy completo y de gran calidad. Tocaron la mayoría de sus temas y el público no dejó de corearlos. Desde los clásicos como "Abrazar la Niebla", "Ciego" y "Rabia", hasta los últimos lanzamientos "Don Pedro Pan", "Réquiem en E", "Como me Arrastro" y "Andasolo", que además es el nombre de su fans club.

Mario Villanueva, Estuardo Castro y Jorge Baldetti, ex-integrantes de la banda fueron recordados por haber contribuido al éxito que esta ha logrado alcanzar; y Jorge no desaprovechó la invitación para subir al escenario a tocar "La utopía del niño de bronce" con ellos. "Estadío" fue interpretada como homenaje a Edgar Pereira "El Puma" de Viento en Contra, y la acompañó un video con algunas imágenes del músico fallecido el pasado 20 de junio. Saúl Chicas también le dedicó una pintura en aerografía que hizo en ese momento.

Al terminar su presentación, Viernes se retiró. Sin embargo, no satisfechos con el show de casi una hora y media que les habían brindado, los asistentes pidieron que la banda regresara al escenario, y ellos en agradecimiento al apoyo que sus fans les han demostrado, cumplieron con la petición y volvieron a interpretar "La Utopía" y "Réquiem en E".

No cabe duda de que los representantes de la Garra Chapina saben complacer a su gente. El público se retiró satisfecho y tranquilo después de presenciar uno de los pocos conciertos de rock nacional que ha llegado a alcanzar tanta magnitud.

Esperemos que esto sirva como base para seguir consolidando el movimiento rock en nuestro país; y que la garra chapina, tal como lo hizo en esta ocasión, siga demostrando que es capaz de poner en alto el nombre de Guatemala: los músicos, al mejorar en calidad, como ya lo están logrando; y el público, al seguir demostrando educación y respeto por lo nuestro.