TPL_BEEZ2_NAV_VIEW_SEARCH

TPL_BEEZ2_NAVIGATION

TPL_BEEZ2_SEARCH

Ska hecho en Guatemala

SKA HECHO EN GUATEMALA


Siglo Veintiuno, jueves 23 de abril de 1998
Por Virginia del Aguila

Al ritmo de una refrescante combinación de ska, punk, rap, hip hop y otros géneros, Malacates Trébol Shop empieza a darse a conocer entre el público guatemalteco.

El ska –primer género pop urbano originario de Jamaica- es la base musical de Malacates Trébol Shop, una de las bandas que recientemente ha incursionado en la música guatemalteca.

Yuri y Perú (guitarras), Jacobo (trompeta), Piolly (batería), Julio (bajo), Güicho (teclados) y Paez (voz), son los Malacates, que seleccionaron este peculiar género por gusto personal y para ofrecer al público una opción diferente.

La gente está aburrida de escuchar canciones sobre temas existenciales y problemas humanos, afirman. Nosotros también estábamos cansados de oír música con los mismos mensajes, de quejas y reproches. Por eso decidimos hacer temas divertidos, que nos ayuden a pasarla bien y a olvidarnos de lo triste y lo negativo.

Es lo que seguramente harán quienes asistan a su segundo concierto, que ofrecerán el sábado 25 en Blue Moon, a partir de las 21:00 horas.

Canciones honestas y originales

Malacates Trébol Shop nació oficialmente en febrero del 97, después de cierto tiempo de preparación. Y es que Piolly (ex bajista de Bohemia Suburbana) siempre tuvo un gusto particular por el ska. Aunque integraba una banda de Rock, tenía la inquietud de incursionar en el género antes mencionado. Le faltaban aliados, porque esta música es escasamente interpretada en Guatemala. Poco a poco se contactaron los demás músicos, hasta que finalmente concretaron el proyecto.

El común denominador de estos jóvenes es su afición por el ritmo jamaiquino. Su inyección de energía la obtuvieron de grupos como Fabulosos Cadillacs, el desaparecido Mano Negra, Sublime, Fishbone y Paralamas, entre otros.

La noche antes de su primer ensayo, todos se reunieron en un bar y comenzaron a pensar en un nombre para la banda. Tenía que ser divertido como la música. Alguien dijo que sea algo así como Malacates. El resto estuvo de acuerdo y le fue agregado lo de Trébol Shop.

Con igual espontaneidad surgieron las primeras canciones de la banda, que ahora suman 14 y poseen títulos tan sugestivos y originales como Dolor, Malacates, Siempre lo mismo, Mojado, Arreglo Zapatos, 25 y Por esta Noche. Las letras son optimistas y se refieren a situaciones cotidianas. La música tiene una base de ska melódico, que invita a bailar sin parar. Estos artistas no han tenido reservas para combinarlo con ritmos tan diversos como el punk, el rap, el hip hop y hasta el merengue.

Los Malacates también afirman que una de sus prioridades es presentar música honesta. Nos hemos hechos muy buenos amigos y, al momento de tocar, verdaderamente la pasamos bien. Esto trasciende el escenario y se hace evidente para la gente. Además, no ponemos barreras entre el público y nosotros.

En el universo de esta banda no hay protagonismo, y ellos tampoco desean que existan. Con ese afán por la honestidad y la sencillez, ya se puede adivinar que no son tan  Malacates como la palabra podría sugerir.