• Inicio
  • Y llegaron los Malacates (1998)

Y llegaron los Malacates (1998)

Y LLEGARON LOS MALACATES

El Periódico, sábado 7 de febrero de 1998
Por Julio Hernández

  • “Malacates Trébol Shop” es la primera banda de ska en el país.
  • “Malacates” está integrado por músicos importantes de la escena rockera chapina.
  • El combo hará su debut hoy a las 19:00 horas en el Café Oro, la admisión es gratuita.


El SKA rompe filas para colarse a la escena rockera guatemalteca, y viene dispuesto a cambiarle de zapatos y programación con rolas como Arreglo Zapatos y Siempre lo Mismo, las cuales se distribuyen de forma exclusiva y gratuita hoy a las 19:00 horas en el Café Oro en el puesto Malacates Trébol Shop. Ahí el público será atendido por dos guitarristas, un bajista, un tecladista, un trompetista, un bateriísta y dos merólicos. Será fácil identificarlos, tienen impreso en la cabeza primera banda chapina de Ska.

¿De dónde nació el nombre de la banda?
Buscamos un nombre divertido que no fuera pretensioso. Lo que pasa es que hay una tienda que vende tréboles que se llama Malacates.

 ¿Quiénes integran Malacates?
Estamos Perú en la guitarra (ex Euforia), Yuri en la otra guitarra (ex Canchinflín Godínez), Alex segundo vocalista, Guicho teclados (ex Urantia), Jacobo trompeta (ex Sinfónica Juvenil), Julio chita Fonseca bajo (ex Euforia), Paez vocalista (ex Jade) y yo, Piolly (ex bajista de Bohemia Suburbana) que toco la batería. Siempre había querido tocar batería pero no tenía dinero para comprarla.

 ¿Cómo se formaron?
Nos juntamos hace un año varios músicos desocupados que nos interesaba el ska-punk y los ritmos latinos y empezamos a reclutar a la mara. Por cierto, hicimos audiciones con mil músicos, peros sólo quedamos los más cabrones (entre risas).

 ¿Qué los motivo a tocar Ska, si con sus bandas anteriores tenían otro estilo?
Piolly: no es tanto así. Euforia, por ejemplo, tocaba punk, y el punk está muy ligado al ska. Por eso buscamos a Chita y a Perú, porque venían de tocar punk. El resto de nosotros, aunque lo que hacíamos no tenía nada que ver con el ska, nos llamaba la atención.

 ¿Por qué decidieron hacer su primer toque en el Café Oro?
Tal vez porque no hay ningún sitio donde tocar. El Café nos abrió las puertas para que pudiéramos tocar entre amigos y para toda la gente que nos quiera escuchar. Aparte es un centro de reunión importante y es gratis.

 Hay muchas expectativas con ustedes, ¿están conscientes de esto?
Perú:  Creo que esto nos ha dado un poco de presión, por que de repente no les gusta. Pero no no creemos que pase eso. Lo sentimos como un gran cague de risa, por ejemplo, nos están entrevistando sin haber tocado nunca.

 ¿Cómo se definiría el sonido Ska?
Chita: es un ritmo de reagge doblado o triplicado en el tiempo.

 Siendo el ska una fuente característica de las bandas latinas, ¿por qué creen que en Guatemala aún es desconocido?
Piolly: debido a que los músicos les gusta más el Rock. También hace falta en Guatemala un mercado de discos y mayor acceso a la información. Perú: Lo que hace falta, también, son inmigrantes, de verdad, por que en los países latinos que tocan ska es porque hay gente caribeña y africana.

 La característica de los grupos de Ska es que están muy metidos en la problemática de su calle, barrio o vecindario. ¿Cuál sería el entorno de los Malacates?
Piolly: Malacates no busca dejar ningún mensaje con las letras ni con nada, nos importa un rábano, simplemente queremos bailar y que todos estén felices. No nos interesa hablar en los conciertos de la luna y las estrellas, tampoco nos interesa crear alguna conciencia social. No necesitamos haber sufrido para hacer música. Hay una cosa que debemos aclarar, para que no se confundan: nosotros queremos decir algo con nuestra música, pero no queremos crear formas de pensar, ni cambiarle la vida a nadie.

 ¿Creen que un vicio del Rock chapín es que las bandas tienen una actitud mesiánica?
Si, pero es un vicio latinoamericano. Bueno, es cierto que hay muchas cosas que decir, pero nosotros ya estamos saturados de todo eso. Estamos saturados de que digan váyanse a sus casas y escriban poesía o pinten.

 ¿De que hablan sus rolas?
Primero de nada de pasarla bien, sin importar el dolor o el hambre. Es una chingadera. En algún momento haremos cosas más personales, pero sin ninguna presunción. Páez: además lo que pretendemos es descubrir una nueva teoría atómica con nuestras letras y poder revolucionar el mundo industrial…

 La mayoría de bandas latinas de ska fusionan su propuesta con otros tipos de géneros: metal, cumbia, mambo, salsa, merengue, hasta tango. Prácticamente se apropian de este género al integrar parte de su folclore  musical. ¿Cómo se sitúa Malacates Trébol Shop?
Escuchas una banda mexicana de ska y tiene su folclore e igualmente pasa con los argentinos. Lamentablemente en Guate no hay folklore musical, sólo está la marimba, pero es demasiado melancólica.

 En los conciertos de Rock no se acostumbra bailar. ¿Cómo se sienten proponiendo una música bailable?
Bueno, Yuri va a poner una academia para bailar ska para que la gente pueda ir a nuestros toques, Sin embargo ahorita hay muchos skaters y otra mara que se han dado cuenta que no todo en el Rock es Nirvana, Pearl Jam ni Doors, ni nada de eso. Por lo tanto se puede crear otra corriente más optimista y menos mariguanera. Además los que quieren bailar que bailen, los que quieren moshear que moshen. No hay problema.

 La mayoría de los grupos de ska hacen referencia en su música o en sus videos al grupo inglés Madness. ¿Qué tan influenciados están por él?
Nosotros nos sentimos más influenciados por Fabulosos y Mano Negra que por Madness. Lo que pasa es que somos un maral y cada cual tiene su cosa y su teoría.

 ¿Qué han aprendido de sus bandas anteriores?
A mantenernos unidos. A no dejar a nadie a la deriva. Los Malacates tenemos la ventaja que ninguno tiene problemas mentales, ni delirios de grandeza o pequeñez.

 Las bandas de ska están muy conectadas entre sí, hay festivales, existen sellos independientes. ¿Piensan acercarse de alguna forma a este circuito?
El único proyecto que tiene Malacates es tocar.