Como se hace un día gris, como ahora el cielo va a llorar, sobre mi país, sobre mi ciudad, hay tanta soledad...

Alux Nahual - Parte 12


COMUNION.
 Aunque ellos ya preveían la separación, el público igualmente se gozaba a plenitud los conciertos.

Parte XII

Para mediados de 1997 Alux Nahual se escuchaba fuerte en Centroamérica. Los Aluxes habían conseguido logros importantes como aparecer con su primer disco en el listado de opciones musicales de la línea aérea holandesa KLM, y su música había llegado a países como Brasil. Obtuvieron premiso como Aplauso 98, que se entregaba en Los Angeles.

¡Cuidado con Alux!

A nivel local la agrupación había provocado un fenómeno que antes no se había dado: Convertirse en estelares en conciertos de artistas internacionales, en lo que ellos se suponían solo alternaban.

Una de esas experiencias fue vivida cuando se abrió el concierto para el grupo Flans en la Plaza de Toros. Las mas de 17 mil personas que se reunieron para ese concierto eran en su mayoría fans de Alux y respondieron con mucha fuerza a la actuación de los artistas locales. En ese evento, cuando le toco el turno de subir al escenario al grupo mexicano, los fans gritaban "!Alux, Alux, Alux!", Insistentemente y no permitían que las chicas subieran. Álvaro cuenta que antes de subir a escena, Ivonne, de Flans, estaba llorando y Lenin recuerda que la presentadora decía: "Hay que apoyar a los artistas internacionales". 

Casio el mismo fenómeno se vivió durante una presentación en Honduras, cuando el grupo le abría el concierto a Pimpinela. Álvaro comenta que entre los artistas mexicanos se llego a correr el rumor de que si venían a Guatemala no aceptaran que Alux Nahual les abriera el concierto por que la gente regularmente se volcaba hacia ellos.

Un público fiel pero cambiante

Los integrantes de Alux rememoran como fueron para ellos los distintos públicos de Centroamérica. Al principio él público chapín era mixto, ya que hombres y mujeres disfrutaban tanto de las baladas como de la música mas propositiva del grupo. Luego, tanto aquí como en El Salvador, empezó el mosheo y mencionan que incluso en el vecino país él público se volvió violento.

Honduras fue un publico también tranquilo y fiel. Pero definitivamente en la ultima etapa de Alux, fue la audiencia costarricense la mas apegada a los objetivos del grupo.

Jorge Estrada explica que Costa Rica siempre fue un publico que se mantuvo mas enchufado con lo que ellos querían como músicos. Los asistente llegaban a cantar, lo miso en un concierto masivo en un estadio que en un acústico para 500 personas.

La recta final

Se Cantan Retratos, el segundo disco que Alux Nahual grabo con Sony Music, y mostraba a un Alux diferente. Y los integrantes de la agrupación eran quienes más percibían esa diferencia. Estaban cada uno por su lado realizando proyectos personales e cuanto a la música, pero el disco fue también muy bien aceptado gracias a la calidad interpretativa y la variedad de propuestas presentada.

En este disco hay temas tan importantes como Kyria, Con todas tus fuerzas, Mi pequeña y Joao (un tema interpretado en portugués y español).

En 1997 Alux inicio una gira con la que celebro los 18 años de la agrupación. Una de las características de las presentaciones fue la abundancia de músicos de primera línea invitados para el concierto.

Allí, los fanáticos de Alux volvieron a disfrutar de la magnética personalidad de Paulo Alvarado, pero también gozaron con las interpretaciones de la música de Alux en voces como de Maga Angélica, Noris Barrios, Gloria Cáceres, Fernando Pérez y sus percusiones acompañaron el talento de Lenin.

Durante el primer concierto de esta gira aparecieron también en escena Pablo Mayorga y Orlando Aguilar. Además, Jack Schuster, quien se encontraba en ese tiempo en Holanda, envió su mensaje de cariño al grupo.

 

Las de cal y las de arena

En una ocasión Alux Nahual fue contratado por un empresario hondureño, quien se negó a pagar los impuestos, por lo que la guardia de hacienda de ese país los tuvo casi presos dentro del hotel tanto a los integrantes del grupo como a sus acompañantes, entre los que se contaban integrantes del grupo Momentum.

"Nunca viajamos en primera clase, ya que Alux viajaba con boletos de cortesía y en cierta ocasión nos quedamos varados varios días en una ciudad", cuenta Jorge. Una de las pocas ocasiones en las que Alux Nahual gozo verdaderos lujos fue cuando grabaron un video para Telemundo, el cual se filmo en el hotel Pleasure Island en Disney World. "Eran habitaciones de $300 cada una, con una piscina gigante, y pedíamos comidas muy sofisticadas. Una semana después nos toco dormir en un hotel bastante pobre y sin ninguna comodidad". Narra Lenin.

Momentos difíciles

El 98 fue un año de muchos conciertos. Pero ese entonces ya la ruptura artística del grupo había deteriorado las bases. Los muchachos tampoco se sentían cómodos con las nuevas costumbres del publico, que moshaba hasta con temas tan románticos como Mujer y entonces llegó la decisión que hizo llorar a muchos, pero también revivir el orgullo nacional.


 

Alux Nahual - Parte 11



Parte XI

Trabajar 20 años y compartir experiencias con las mismas personas es algo que pocos logran, especialmente en el mundo de la música. Alux Nahual lo logró y en la actualidad cada uno de los ex integrantes se considera parte de una familia que no termino con la disolución de la agrupación.

¿Cómo funciono?

Paulo Alvarado, quien salió del grupo cuatro años antes de su disolución, pero que se hizo presente en la mayor parte de los conciertos de despedida, analiza al grupo. "La evolución de cada uno dentro del grupo fue bastante disímil. Álvaro empezó haciendo canciones muy 'trovadorescas' como La fábula Y Hombres de maíz, y poco a poco se fue metiendo mas en un formato que él sentía iba a funcionar mejor con el gran publico", explica.

"Yo sentía en cambio que Ranferí era mas consiente, mas a fin a lo que sentía. Fue metiendose poco a poco. Lo mismo me paso a mí, pero en menor grado, por lo que seguí haciendo mas música fuera de Alux", prosigue Paulo.

"Oscar empezó en una forma muy casual, pero llego a contribuir en piezas muy importantes. Plubio fue un poco al revez, por que empezó aportando canciones pero poco a poco fue quedándose mas como músico y no como compositor. En el caso de Lenin le aporto mucha fuerza y agresividad en el buen sentido al grupo", puntualiza.

Críticos y tolerantes

El grupo tenia una manera muy particular de tomar decisiones sobre lo que se hacia. "Había un alto grado de tolerancia lo que los demás proponían, y una critica sana. Todo tenia que pasar por un filtro. Podíamos decir 'lo que estas diciendo es una basura' y el otro tenia que aceptar.

A todos nos paso que decíamos 'ustedes no aceptan nada de lo que digo', pero al llegar a tu casa te dabas cuenta de que talvez los otros tenían algo de razón", cuenta Paulo.

"Otras veces alguien que había llevado una canción no llegaba a una sesión y los otros decíamos 'arreglémosla', y cuando el autor llegaba al siguiente ensayo le enseñábamos lo que habíamos hecho a la canción. El cerebro de varios autores era muy útil, enriquecía el tema, lo libraba de defectos que uno como autor no veía por que se había 'cansado' con su idea", observa Paulo.

Lenin afirma que "había cosas en las que no estuvimos de acuerdo y aprendimos a no estar de acuerdo. Había ocasiones en las que cualquiera nos miraba podría haber pensado 'estos ahorita salen y se agarran a trompadas', pero luego de las grandes discusiones nos íbamos a comer algo, a hablar de otra cosa. Eso no es fácil. Creo que esas etapas que vivimos en Alux fueron parte del éxito. Aprendimos a manejar los egos".

El triangulo "perfecto"

Paulo analiza: "Si vemos al grupo en líneas y queremos polarizar un poco, yo diría que era un triangulo en el que un ángulo estaba Álvaro, muy claro en su visión de llegarle al gran publico, en otro estaba Lenin, quien era el músico concentrado en que la banda sonara, trabajar ay funcionara bien, y en el ángulo opuesto estaba yo, a quien interesaba una propuesta estética arriesgada:.

Dentro de esto, quienes aglutinaban y jalaban para inclinar las decisiones hacia donde más conviniera entraban Ranferí, Oscar y Plubio. Ellos contribuían con un poco mas de sensatez y menos extremismo. Por ejemplo, la contribución de Oscar era muy interesante. Se sentaba en una silla y se quedaba oyéndolos y decía: "Repitan eso o quitenle eso; eso sono bien".

Los valores de Alux

Las características humanas de los integrantes de Alux también los hacían un grupo singular. Jorge Estrada explica: "En general había un sentido muy humano en todos. Sé tenia la convicción de que la música debe comunicar y proponer hacer música de propuesta no solo de protesta".

"Mucha gente no le pone atención de la letra de El duende, pero lo que Oscar habla en este tema define en mucho la preocupación de Alux por las personas como tales. Nadie se imagina como se valoraban cosas como la familia, la esposa, la educación", añade.

En este sentido Oscar considera que "una de las virtudes de Alux fue siempre la sencillez de sus integrantes. Nunca hubo pretensiones mas allá de lo que lograba artísticamente y nadie hizo diferencias de clases ni exclusiones, a pesar de que algunos venían de un grupo socioeconómico donde la exclusión es lo normal".

Nada de drogas

Alux Nahual era un grupo de gente joven que muy en serio decía "no a las drogas", no por reglas impuestas entre ellos sino por convicciones propias.

"Yo defino a Alux como un grupo blanco. No había vicios de ningún tipo. Cuando venían grupos de afuera nos pedían drogas se sorprendían de que no tuviéramos. Mi esposa me dice que cuando nos veía, pensaba 'esos de Alux Nahual deben ser unos marihuanas'. Cuando me conoció se dio cuenta de que éramos tranquilos", subraya Plubio.

Oscar agrega: "Nos fuimos a encontrar con muchos músicos de rock que se sorprendían de que estuviéramos en eso y no consumiéramos drogas. Jamás hubo nada de eso, ni siquiera alguien pasado de copas sobre el escenario".

 

Alux Nahual - Parte 10

Nuevos Horizontes
Parte X


EN SOMOS. En abril de 1997 la revista mexicana Somos publico una seleccion de los grupos "nuevos" que estaban conquistando aceptacion del publizo azteca y allí se incluyó a Alux Nahual.

Ingresar a las filas e Sony Music les trajo a los integrantes de Alux Nahual nuevas esperanzas para su ansiada internacionalización. El primer disco grabado para esa casa discográfica fu el mas vendido de su carrera. Además, las noticias de la apertura del mercado mexicano no podían ser más alentadoras.

"Con Sony Costa Rica grabamos el disco Americamorfosis y lo fuimos a mezclar a Los Angeles. Dentro de Sony teníamos un aliado, José Luis Carballo, quien era director de repertorio y creía totalmente en Alux. En Centroamérica se vendieron 10 mil copias de Americamorfosis", relata Álvaro.

El éxito de ese disco fue interesante y la banda fue a cerciorarse del mismo diez meses después cuando fue a tocar a varios países centroamericanos, donde la canción Vuelve sonaba fuertemente en las radios del arrea. El evidente éxito de esta producción motivo a un mas a Sony Centroamérica para impulsar al grupo fuera de las fronteras del istmo.

José Luis Carballo invitó a Fernando Figueroa, quien era director de arte y repertorio en México, para que escuchara a Anabi y Alux Nahual. Lo hizo y decidió lanzar a Alux en México.

El adiós de Paulo

Ranferí cuenta que Paulo, quien siempre hizo música fuera del grupo, ya no compartía el criterio artístico, "con él había empezado el proceso. Fue cambiando mucho, se vio influenciado por la trova. Un día nos presento la canción de Los fusiles no cantan, nos gusto, pero sentimos que no era para Alux, aunque él la había hecho para el grupo".

Paulo, sin embargo, dice que se dio cuenta de su realidad en una ocasión en especial "1994 fue el año más productivo de Alux, hubo giras y se hicieron como 50 conciertos. Un día Lenin convocó a una reunión urgente y todos nos preguntamos que le pasara a aquel, y que si iba a destapar la olla de grillos. Nos dijo que por que nadie estaba poniéndole atención a la música, que cada uno andaba por su lado".

"Entonces se hizo evidente la polarización. Llego un momento en el que pregunte ¿Qué posibilidades tiene el grupo de pasar otra etapa? Pensé que probablemente no se va a hacer nada nuevo y tome la decisión. Pase noches sin dormir. Pensando ¿y si ahorita lleca el contrato que hemos esperado y yo ya no estoy? Me voy a tener que comer mi orgullo y mi decisión equivocada, pero después me di cuenta de que no iba a ser así", finaliza Paulo.

Oscar por su parte admite que él fue suficientemente certero en salirse de Alux, cuando sintió que su música no iba en el mismo sentido, "los demás fuimos diplomáticamente e hicimos lo que él hizo pero cuatro años después", sentencia.

Experiencias en México

Antes de que Sony hiciera promoción con Alux Nahual en el vecino país, los artistas ya habían tenido oportunidad de presentarse en el programa Siempre en Domingo.

"En aquel entonces irónicamente nos parecía un logro poder presentarnos en ese programa, pero después lo desechamos por completo. Artísticamente no tenia nada de importante, solo contaba para la difusión", opina Oscar.

"En México había miles de grupos rock. Fuimos a un festival de grupos rockeros, el ambiente era muy "dark". Increíblemente había cierto publico que era fan de Alux, cantaban los temas. Llegaron y nos dijeron que no sabían que hacíamos nosotros en ese festival. 'Nosotros los vemos como un grupo mas de trova' nos dijeron", indica Conde.

Según Plubio la experiencia de la agrupación en México fue bastante buena, "hasta la fecha no se que problema hubo entre la disquera de Costa Rica y la de México. Yo siento que de haber seguido por el camino que íbamos, ese hubiera sido el despegue hacia l internacionalización completa de Alux Nahual. Pero aunque las cosas no salieron como queríamos en México, nos quedó una buena impresión del publico mexicano".

         

Alux Nahual - Parte 09

Mirada al norte
Parte IX

¿Imagino alguna vez a Alux Nahual actuando en un mismo espectáculo unto a las Chicas del Can, FM de Zacapa grupo Rana o Wilfrido Vargas? Pues los Aluxes vivieron esa interesante experiencia en 1991. Algunos miembros del grupo Rana hablaron con el empresario hondureño Roberto Rivera acerca de la música de Alux. A Rivera, quien se había especializado en promover fiestas con artistas latinoamericanos en Estados Unidos, le gusto el grupo y decidió invitarlo a realizar una extensa gira. "La gira comprendía Miami, Washington, Nueva York, San Francisco, Los Angeles y Houston. Uno de los bailes fue el Sport Arena ante 18 mil personas. Fue mucho trabajo y nos toco aprender sobre la marcha, especialmente a Jorge Estrada, quien iba de ingeniero de sonido, y a Rodolfo Ramos, quien era el ingeniero de luces. La gente llegaba con la bandera de Guatemala y camisetas hechizas". Cuenta Álvaro.

"Cuando salíamos al escenario, luego de los grupos de merengue, salsa o baladas, la gente dejaba de bailar, se echaba al escenario y nos escuchaban", recuerda Plubio.

Oferta para Lenin

Durante esta gira fue Roberto Rivera quien pensó que al ingenio del inquieto baterista se le podía sacar mas provecho. El propio Lenin narra: "A mí, en vez de darme sueño, en los viajes me agarraba por estar molestando y tomaba el micrófono del bus y empezaba a contar chistes. Todos se carcajeaban. Roberto insistía en que yo estaba equivocado de carrera: 'Vos so sun entretenedor, quiero hacerte videos y producirte. Vas a ser millonario pero no como músico'. A mí me gusta molestar, pero yo soy músico".

Un empresario cabal

Jorge Estrada opina que el señor Rivera era una persona muy cabal: "Era un personaje para todo, era muy cariñoso y bastante sincero, cosa que cuesta encontrar en el medio del espectáculo. Nunca creaba falsas expectativas. Nos decía: 'Ustedes no esperen hotels de cinco esrellas', pero siempre nos puso en buenos hoteles", comenta.

Jorge recuerda que fue solo en una ocasión en las que les toco quedarse en un barrio demasiado violento y fue por que el hotel al que siempre iban no estaba disponible. "Esa noche todos tuvimos pesadillas, por que vimos que había balazos, arrestos y todo eso. Afortunadamente era una noche y después nos cambiaron al otro hotel", indica.

El disco perdido

En esa época Alux Nahual decide desligarse de DIDECA Internacional. "El disco La Trapa no funcionó como esperamos y nos dimos cuenta de que si queríamos difusión internacional teníamos que buscar otra compañía".

Habían iniciado las conversaciones con Sony Centroamérica, pero todavía no había nada concreto. Roberto Rivera les ofreció entonces producirles el próximo disco para que tuviera calidad internacional y poder lanzarlo desde Estados Unidos.

Ellos llegaron a grabar a un estudio que Lenin describe como "de grandes ligas". Pero Rivera y un ingeniero de sonido mexicano tuvieron problemas entre si, ya que el mexicano quería ser el productor. Así que el disco se quedó grabado en los estudios de Los Angeles.

"Hay por lo menos cuatro canciones inéditas que están grabadas en esas cintas. De vez en cuando todos decimos que vamos a ir a recuperarlas, pero no lo hemos hecho", señala Lenin.

Alux Nahual - Parte 08

Giras, locura y mucha risa
Parte VIII

"Éramos un grupo de payasos que viajaba dentro de microbús. Hacíamos muchísimas bromas, tanto que recuerdo una ocasión en Costa Rica, en la que íbamos de regreso de una fiesta, la risa era tanto que Fernando Behar, quien iba manejando, tuvo que parar, por que de la risa no podía abrir los ojos. Nos bajamos todos a reírnos y luego seguimos. Nosotros mismos decíamos, aquí viene el bus de los Gremlins, por que todo era relajo, risa y desorden", recuerda Álvaro.

Todos coinciden en señalar que quien más bromas hacia era Lenin Fernández, quien afirma que su máximo cómplice a la hora de hacer bromas era Plubio.

Temáticos

La creatividad del grupo no se quedaba en las canciones, y Álvaro recuerda que en las giras se ponían nombres raros. "En un viaje nos llamábamos el Combo Judeo Neo Nazi Subtropial Alux Nahual, en otro el Grupo cristiano Jesús Nahual y en otras ocasiones éramos Marimba Electrónica Chapuz Anual. A veces teníamos nombres de diablo como Luciferi Aguilar, Diablo Alvarado o Diablaro Aguilar. A veces éramos monjes e íbamos hablando como españoles, pero de repente nos volvíamos monjes locos", rememora.

Un idioma propio

Jorge Estrada cuenta que dentro del grupo tenían la costumbre de hablar su propio "idioma" al que habían bautizado como el "calabacito", que no es mas que hablar, en supuesto español, pero que nadie mas pueda entender. Durante una gira por Estados Unidos, precisamente en 1991, cuando se iniciaba la guerra del Golfo Pérsico, ellos habían empezado a practicar su calabacenglish, que era la versión en ingles del "calabacito". "Nos bajamos del aeropuerto de Denver, Lenin, Oscar y yo, íbamos hablando en calabacenglish cuando nos pararon dos agentes del FBI y nos empezaron a preguntar que idioma hablábamos, por que no nos entendían. Tuvimos que darles un montón de explicaciones", comenta Estrada.

El "Chofer" del avión

Llegar a tiempo a los aeropuertos era un poco difícil para los "Aluxes". "Pasaba por ejemplo, que íbamos por alguien a su casa, pero cuando teníamos que salir no tenia su pasaporte, entonces todo el grupo se ponía a buscarlo por toda la casa, hasta que al fin alguien lo encontraba debajo de una maceta", relata Ranferí.

Plubio señala que al que más le costaba llegar a tiempo era a su hermano Álvaro. "El se toaba muy tranquilamente eso del tiempo, y como vivíamos juntos yo tenia que estarlo jalando", dice. En cierta ocasión uno de esos retrasos dio origen a la más comentada de las anéctodtas de los Aluxes. Ranferí relata: "Una vez llegamos y ya habian cerrado el vuelo. Les dimos mil explicaciones a los guardias de la puerta y nos dejaron pasar a la pista, ahí salimos corriendo y Oscar le grito al piloto: ¡Chofer, pare!, Y nos abrieron las puertas". Ranferí dice que Oscar exagera al decir que el avión ya estaba caminando, pero Plubio asevera que efectivamente ya estaba moviéndose. Los viajes eran siempre ocasiones para la diversión, especialmente cuando uno de los compañeros hacia algo que a los otros les servia de chiste.

Al respecto, Ranferí cuenta que en una ocasión fueron a El Salvador pero las personas que tenían que recogerlos en el aeropuerto no llegaron a tiempo. Así que él, al ver un bus que estaba estacionado, se subió y le pregunto al conductor ¿De qué es este bus? Y al piloto lo único que se le ocurrió contestar fue "de diesel". Eso le valió a Ranferí ser el blanco de sus compañeros que no terminaban de burlarse de su ingenua pregunta.

Debería estar en Alux

En cierta ocasión, Ranferí fue a una tienda de la colonia Granay & Townson, donde vivía, el tendero se le quedo viendo y le dijo "usted debería estar en Alux Nahual". Ranferí le preguntó por que decía eso, sin aclararle que efectivamente era miembro de la agrupación. "Es que usted es igualito a uno de ellos", le respondió el tendero y Ranferí se fue riendo, pero no le aclaro nada.