• Inicio
  • Nacimiento de Ni Un Centavo (2017)

Nacimiento de Ni Un Centavo (2017)

http://malacates.com/index.php/2017/09/10/ni-un-centavo/

Juan Luis Lopera me llamó un lunes por la tarde y me ofreció pasar por mi y llevarme al lugar de ensayo a mostrarme un “circulo armónico” interesante en la guitarra, me habría confesado después que alguna vez se lo mostró a Giovanni Pinzón (Vocalista de Bohemia Suburbana) pero él lo rechazó diciendo que lo sentía muy complicado para cantar encima. Fue entonces que en medio de algunas cervezas, empezamos a compartir cómo nos había ido el fín de semana y yo le confesé varios problemas que tuve con un ex-compañero de Malacates por una mujer que yo siempre quise conocer (de hecho ya tenía un pequeño gran crush con ella) pero que ella no sabía de mi existencia. Este ex-compañero me había ofrecido llevarme a una fiesta donde finalmente me la presentaría, pero en vez de eso, aprovechó a llevarla a Antigua Guatemala e intentó algo más con ella. En fin, la historia comenzó esperándolos en un extinto bar (Café Oro) donde por cierto, fue nuestra primer presentación meses después y después de varias horas de espera (y varias rondas de cerveza) por mi frustración de haber sido dejado plantado, terminé en un bar muy de mala muerte buscando a Roberto Mora (Extinción) que también era amigo mío entonces. Ya pasado de copas y cervezas, intenté entrar por la puerta de atrás de este otro lugar donde supuestamente me encontraría con él y me topé con dos tipos de seguridad que me terminaron hechando a la calle por mi estado. Le contaba con lujo de detalles cómo había terminado mi noche y Juan Luis me propuso que terminara de contarle, cantando sobre esa linea armónica y así fue como comencé:

Y toqué y toqué , el portón que no se abrió, otra puerta se cerró

y arranqué sin pensar , qué es lo que me iba a pasar, ya no sé a quién más buscar.

Y cansado de buscar amores, perdido en un mar de ilusiones

sin dinero ni con quién estar, es el precio que debo pagar…

Pasaron aproximadamente 20 minutos y la canción ya se había hecho, fue como algo mágico donde las palabras se presentaban por sí solas y cazaban en una melodía improvisada, luego le propuse cambiar el coro a modo “mayor” usando la relativa de Rem a FA y así fue que comence a cantar el coro que me aliviaba:

Si tu te vas, es por que debe pasar, lo que pasó , ya no me importa más , si tu te vas…

Al otro día no recordaba mucho de la canción pero Piolly (Juan Luis) me llamó diciendo que era la canción que había estado buscando para la banda, qué había apuntado todo y que recordaba perfectamente la melodía… dijo algo así como una profecía: esta canción la tocarán siempre ustedes, -le pregunté ¿ustedes?- entonces me confesó que él ya tenía planes para irse del país a buscar otras mejores oportunidades a Europa. Así fue. Malacates siguió el camino que él nos había mostrado y después de 20 años recordamos cada vez que soñamos juntos en interpretar estas canciones en un mismo escenario.